Blog >> Destino >> New York » Las mejores terrazas en Nueva York

Las mejores terrazas en Nueva York

Viajar no es solamente itinerarios, visitas a museos o hacerse la mejor fotografía en uno de los monumentos o edificios emblemáticos de cada lugar. Viajar también es perderte entre callejuelas o avenidas, descubrir lugares que jamás habías imaginado y, sobre todo, vivir momentos en los que sentimos que somos parte del destino en el que estamos.

MembersRooftopBarFoto de: www.metmuseum.org

Para este último propósito, los bares en terrazas son una excelente opción, ya que nos apartan del ajetreo del día mientras apreciamos, desde las alturas, la belleza de nuestro entorno, haciéndonos sentir observadores y al mismo tiempo inmersos en el ambiente.

Este tipo de establecimientos encuentran en Nueva York varios de sus mejores ejemplos. Por eso aquí te presentamos algunas de las mejores terrazas (rooftops) que puedes disfrutar hoy en día en la Gran Manzana.

Westlight

Si buscas a un bar con terraza, generalmente también buscas una buena vista, y en el piso 22 del Hotel William Vale, en Williamsburg, tienes una de casi 360 grados dentro de una elegante caja de cristal en la cima del edificio más alto del barrio.

Con una decoración y mobiliario cuidados para hacer que la ciudad sea la protagonista, puedes escoger una de las mesas exteriores o alguno de los lujosos sofás en su interior para gozar de un menú de bebidas (donde encontrarás mezcal, jerez, vodka y hasta cervezas) que, aunado a la panorámica, crea el ambiente ideal para tener una plácida plática a tempranas horas de la tarde o una anécdota con más beat cuando el Dj toca por la noche.

The Ides

Cruza el East River hasta Williamsburg y, en el sexto piso del Wythe Hotel, podrás tener ante tus ojos una de las mejores perspectivas de Manhattan. Por su excelente ubicación, este bar es ideal para ver puestas de sol durante los días de verano tan extraordinarias como sus bebidas, las cuales que van desde clásicos bien elaborados a mezclas de la casa con toques vanguardistas.

Tiene un restringido sistema de reservas que puede hacer de tu espera por una mesa algo pesado, pero si lo tuyo es contemplar el paisaje urbano de la ciudad combinado con un ambiente de jóvenes bohemios y trotamundos, ésta puede ser una muy buena opción par tener una aventura de verano sin igual.

Le Bain

El Hotel Standard tiene en su último piso un lugar que seduce con vistas al horizonte de Manhattan y Jersey City y ofreciendo un ambiente óptimo para aquellos que buscan luces, un DJ conocido y ambiente de fiesta con todo y una bola disco. Si llegas durante la tarde, puedes disfrutar de una agradable conversación en el césped de esta terraza, además de lograr obtener uno de sus muy anhelados sofás o sillas, disfrutar de jazz en vivo y un menú de pequeños platos.

Después de las 10 de la noche, Le Bain es el club nocturno que corona The Standard Hotel, donde podrás disfrutar de ver los yates en el río Hudson mientras tomas un cóctel o muerdes un bocadillo hecho en casa y la música se eleva alrededor de un gran jacuzzi (durante los meses más templados del año).

La Birreria

Una enorme cervecería al aire libre, en la azotea del número 200 de la Quinta Avenida, combina entre sus clientes a admiradores de la cerveza y de los cielos estrellados. Aquí puedes disfrutar de una birra artesanal de la más alta calidad mientras pruebas una bruschetta, ostras, o alguna de las delicias italianas del restaurante Sabbia, con inspiración marina.

Pocas cosas suenan tan bien como disfrutar de una cerveza sin filtrar o un coctel frozé mientras se tiene de vista el Flatiron y el Empire State con el cielo como techo, ¿no lo crees?

Met Roof Garden Bar (en el Met)

En el jardín de la quinta planta del Metropolitan Musuem of Art (the Met), te encontrarás una novedosa exposición de arte en una azotea que también tiene una amplia vista sobre Central Park y el horizonte de Manhattan, convirtiéndose en uno de los sitios preferidos de la ciudad.

Lo recomendable es llegar en un día laboral, libre de multitudes, para disfrutar de sus martinis y platos ligeros que, aunque tienen precios que pueden parecer un poco altos, bien valen la pena al disfrutar del ambiente, el arte, y la ciudad que te envuelve en este solicitado tejado estacional.

 

Destino New York