Blog >> Destino >> Destinos Asia » Lugares en China que no te puedes perder

Lugares en China que no te puedes perder

China es un país increíble y fascinante. El país más habitado del mundo no solamente impresiona por su tamaño y su gente, pues sus espacios naturales y una historia documentada por más de 3 mil años la convierten en un destino que deja a todos boquiabiertos.

La República Popular de China ofrece a quienes la visitan grandes e interesantes ciudades al igual que sitios de gran valor histórico y hermosos lugares naturales que invitan a la contemplación y el disfrute.

Hoy te dejamos un listado de lugares que no te puedes perder al visitar “El Gigante de Oriente”:

Hall_of_Prayer_for_Good_Harvest

Pekín

La capital de China es un destino indiscutible debido a la mezcla de modernidad y tradición que encierra en su territorio. No solamente tiene una enorme densidad poblacional (con más de 22 millones de habitantes), cuenta también con un gran abanico de atracciones y puntos de interés que son muestra pura de la tradición e historia de la nación.

Aquí te encontrarás con maravillas como el Templo del Cielo, La Ciudad Prohibida, y lugares donde la historia dejó una huella eterna como la Plaza de Tian’anmen o el Mausoleo de Mao Zedong, donde puedes observar su cuerpo momificado, mientras rascacielos, tiendas y restaurantes tienen también un papel sorprendente.

Xi’an

Una de las ciudades más antiguas de China, la cual fue capital del país por más de 100 años y tiene una historia que rebasa los 300 mil años, fue lugar estratégico en la Ruta de la Seda y una rica ciudad que hoy tiene parte de la china más tradicional en sus murallas, las torres de la Campana y el Tambor, pero también tiene cerca de ella al famoso ejército de Guerreros de Terracota, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el cual está compuesto por 8 mil figuras hechas de terracota de tamaño real y datan del año 210 a.C., y que fueron enterradas cerca del primer emperador de China de las Dinastía Qin, Qin Shi Huang. Un tesoro que no tiene igual en el mundo.

La Gran Muralla

Fue construida por episodios durante 4 diferentes dinastías para proteger las fronteras de la nación, sus espectaculares 21 mil km de extensión la convierten en una de las atracciones principales de China. Esta fortificación tomó más de 10 siglos en terminarse y, aunque muchos de sus tramos están en ruinas, es posible visitarla y caminarla. Badaling (el lado mejor conservado, a 80 km de Pekín) y Simatai y Jinshanling son los destinos más concurridos para ser testigos del poder y ambición de un pueblo que sigue dejando huella en el mundo.

Shanghái

En algunos puntos de la ciudad parece que uno está parado en el futuro. Su Skyline es uno de los más impresionantes del mundo, y más si se aprecia desde el malecón tipo colonial de la ciudad, el Bund. La capital financiera del país es considerada como una segunda capital y, aunque es bulliciosa y moderna también tiene dentro de su territorio la Ciudad Antigua, donde la sensación de autenticidad se vive en el barrio de Old City o en los hermosos jardines privados del siglo XVI, donde no te alcanzarán las fotografías para capturar la belleza del lugar.

Hong Kong

Otra ciudad de rascacielos y llena de contrastes, impresiona y seduce a sus visitantes con sus increíbles rascacielos que se iluminan a dieron en un espectáculo de luces (The symphony of lights) a las 20 horas desde la Avenida de las Estrellas. Aquí, una visita obligada es subir al Victoria Peak, el monte más alto de la ciudad que, al caer el sol, crea un espectacular momento para contemplar la ciudad. Aquí puedes disfrutar como un verdadero hongkonés y disfrutar de su comida, los mercadillos nocturnos, la fiesta en zonas como Lan Kwai Fong y hasta aventurarte en las escaleras más largas del mundo, The Central-Mid-Levels escalators.

Chengdu

¿Eres fanático de la naturaleza y de los osos panda? Entonces, ¡Chengdu es el destino que no te debes perder! La capital gastronómica de Sichuan, con platos interesantes y picantes, también tiene ambiente por las noches pero, sobre todo, cuenta con varios centros de conservación y cría de osos panda. Hay que ir muy temprano por la mañana para poder observar a estas bellas criaturas en acción y en un ambiente de semi-libertad, rodeados de bambú. Un sueño para muchos y una experiencia única para todos.

Agrega uno o varios de estos destinos a tus itinerarios de China y te aseguramos que habrás aprovechado tus vacaciones al máximo.

 

Destino Destinos Asia